Serie City heat

22 mar. 2011 0 comentarios
1-El encaje de Linda 


Lynda Phelps ama el sexo. El sexo salvaje. El sexo travieso. El sexo morboso.

Pero cuando el elegante Jordan Ellis entra en su vida, Lynda tendrá que esconder sus deseos más sucios, pues teme que si él supiera esto ensuciaría la imagen prístina que tiene de ella. Él sigue regalándole delicada ropa interior de encaje, cuando ella es en realidad el tipo de chica que ama el cuero con todo su corazón. Ella sabe que debería decirle la verdad, hacerle saber la verdad… pero está tan loca por él que prefiere no correr riesgos. Lo que no sabe, sin embargo, es que el por lo general mojigato Jordan ha comenzado a tener algunas fantasías muy morbosas… y que va a convertirlas en realidad cuando ella menos se lo espere. Antes de que se acabe, Lynda descubrirá que el encaje puede ser muy divertido.



2-Las esposas de Carter 



Carter Brooks lo tiene difícil con la mujer policía al lado. Erin Sparks tiene problemas para controlarse: a pesar de que lo desea, tiene miedo de enamorarse demasiado. ¿La solución? Seducirle… solo por una noche. Y ya que lleva esposas, se imagina que puede utilizarlas del mejor modo -y el más morboso- para asegurarse de que él no se vaya a escapar.

Pero Erin ha cometido un gran error. Ella gobierna el mundo de Carter, pero a él ni le gusta perder el control ni sentirse utilizado. Por suerte para él, ella no es la única a la que se le pueden ocurrir usos creativos para un par de esposas. Erin está a punto de descubrir que Carter puede ser muy persuasivo y que perder el control puede ser una experiencia altamente placentera.




3-La ropa interior de Adrianna 

Adrianna Kline tiene el mundo a sus pies. Como directora ejecutiva de una importante empresa de lencería que lleva su nombre, y un largo historial como mujer sexualmente independiente, dirige su vida en sus propios términos… hasta que Tristan Locke aparece en su oficina. Tristan, primer y único amor de Adrianna, se encuentra ahora en el negocio de las adquisiciones corporativas y le ha echado el ojo a Adrianna, Inc. Y está preparado para negociar. ¿Cómo podrá Adrianna salvar su empresa? Pues convirtiéndose en la servicial esclava sexual de Tristan por una noche y someterse a todos sus caprichos.
Tristan sabe que pedirle a Adrianna que sea sexualmente sumisa es como pedirle que deje de respirar. Su necesidad de controlar todo en su vida, incluyendo el sexo, contribuyó a su anterior ruptura. Pero incluso quince años después domar a Adrianna todavía está en su mente. ¿Podrá el autoritario e imponente Tristan someter a Adrianna a su voluntad de una vez por todas? ¿O se convertirá esta noche de exploración erótica en la lucha definitiva por el poder?



4-Las sábanas de seda de Scott



Payton Albright lo tiene todo, pues pasa la vida en un yate navegando por el Caribe, con todas las comodidades que pueda desear. Tiene todo excepto una cosa: la libertad. A los veintiséis años, el millonario padre de Payton la trata como una niña, dominándola. Y Payton tiene necesidades… necesidades que está desesperada por satisfacer. Tan desesperada como para dejar salir a la niña salvaje que guarda en su interior; tan desesperada como para seducir a un extraño en las sábanas de seda de su cama.

En el mismo momento en que Scott Fletcher pone sus ojos en la hermosa Miss Albright sabe que ésta es un problema… un problema muy tentador. Su padre es el jefe de Scott, y Scott necesita mantener su trabajo. Sin embargo, cuando Payton le hace proposiciones a Scott, él no puede resistirse. Pronto descubrirá que Payton esconde mucho más de lo que se percibía a simple vista: la niña salvaje y persuasiva resulta ser tan dulce como sexy, y está más que feliz de ser su tutor en el dormitorio.

Pero… ¿qué ocurrirá si Scott se da demasiadas oportunidades con Payton? ¿Qué ocurrirá si acaba atrapado, enrollado entre las sábanas de seda con la hija del jefe?

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

©Copyright 2014 F. A. ♥ Novedades